Croquización

1.1. Concepto de croquización

El croquis es una representación rápida realizada a mano alzada sin

instrumentos alguno y con medidas aproximadas, que nos permiten la visualización e interpretación de una pieza determinada.

No quiere decir que el croquis haya que hacerlo sin seguir unas normas determinadas. Al contrario al ser a mamo alzada, debe de ser claro y limpio, y por supuesto acotado.

Al ser un dibujo realizado sin escala, es conveniente que sus formas y dimensiones sean lo mas proporcionadas posibles al objeto real; no debe tener líneas muy finas y deberá ser los bastante claro para que pueda ser interpretado por personas distintas a su autor.




Los croquis pueden ser de de muy variadas condiciones: exposición de ideas, esquemas de ejecución, esquemas de cálculo, de proyectos de trabajo o taller, etc.

Su representación debe de seguir las normas en las que está basado el sistema diédrico. Por tanto cada una de las vistas debe estar situada en el lado que le corresponda, y entre todas ellas debe de haber una correspondencia.

Un croquis puede realizarse de partiendo de:

a)      Una idea. Estamos proyectando, representado en el papel aquello que nos pasa por la mente.

b)      De una pieza real. Dicha pieza puede moverse y observarse desde cualquier ángulo.

c)      De una pieza en perspectiva. Esta implica una gran dificultad si el alumno no domina otros sistemas de representación. El alumno debe de entender la pieza en todos sus detalles ya que no puede girarla para observar las distintas caras.

1.2. Planos de fabricación

Los planos de fabricación son documentos generados, principalmente en una oficina técnica, y se corresponden con objetos que posteriormente serán fabricados. Estos planos pueden ser de objetos mecánicos, de arquitectura, de ingeniería civil o de ingeniería naval.

Los planos de fabricación deben de ser claros y precisos, para que en la oficina técnica, taller o a pie de obra puedan entenderse. Ya que estos no solo van a ser utilizados por el proyectista, sino por otras personas ajenas a la oficina técnica. Por tanto en un plano deben figurar todos los datos necesarios para entender el objeto proyectado y poderlo fabricar posteriormente.

El diseñador cuenta con dos elementos para definir el objeto representado en un plano de fabricación:

a)      Las proyecciones ortogonales ( Vistas), que definen geométricamente el conjunto.

b)       La cotas, que proporcionan la información dimensional.

Previamente a la realización de un plano, debemos proyectar el objeto que mas tarde realizaremos el taller. Esta operación se realiza mediante croquis o bocetos.

1.3 Cubo de Proyecciones

Las distintas proyecciones denominadas, vistas de una pieza se obtienen teniendo en cuenta las proyecciones diédricas de la misma. para mayor claridad vamos a situar la pieza dentro de un cubo y proyectar de forma ortogonal sobre una de las caras. figura 15

Al realizar un croquis el número de vistas ha de ser el menor posible, basta con que la pieza quede suficientemente representada.

El número máximo de vista es de seis, auque es bastante poco frecuente que en una pieza sean necesarias más de tres.  Generalmente, un alzado, planta y uno de los perfiles, derecho o izquierdo. En bastantes ocasiones con dos vistas es suficiente.

Si colocamos la pieza dentro de un cubo y proyectamos ortogonalmente  el objeto  sobre las caras del cubo y posteriormente realizamos su desarrollo, las vistas de la pieza quedan situadas en la posición de la figura 16.

Existen dos sistemas de representación, el sistema europeo y el sistema americano, aplicada cada uno de ellos en las zonas que lleva su nombre. Nosotros nos dedicaremos en este tratado al primero de ellos.

En el sistema europeo se sitúa el objeto en el primer diedro, y sus proyecciones se corresponden con las proyecciones en el sistema diédrico, es decir la planta se corresponde con la proyección horizontal, y el alzado con la vertical. Como ya es conocido en este sistema puede utilizarse un tercer plano auxiliar de perfil para obtener dicha proyección. La situación de las vistas quedan reflejadas en la figura 17.

Como puede observarse la planta se corresponde con las vista desde la parte superior y su posición es en la parte de abajo, y el perfil izquierdo es la vista desde la izquierda y su posición es a la derecha del alzado; ambas posiciones contrarias al sistema americano.

La figura 17 nos representan las tres vistas principales.

El  símbolo distintivo de este método que se indica en la figura 18, se colocará de modo destacado en el lugar reservado a este efecto en el cuadro del rótulo próximo a las indicaciones de escala.

A la hora de realizar un croquis debe elegirse, en primer lugar, la vista más significativa de la pieza, considerando esta como alzado.

1.4. Pasos a seguir para la realización de un croquis.

Los instrumentos de medida empleaos serán: Metro, calibre, compases, micrómetros, galgas de roscas, falsa escuadra, transportador de ángulos plantillas de curvas, etc.

1.4.2.      Examen de la pieza

Observar la pieza en su posición normal, que suele ser la posición de trabajo o en la que repose. Determinaremos el número de vistas que son necesarias para definir la pieza, y fijar el tamaño del papel..

1.4.3.      Iniciación del croquis

Elegir las vistas y distribuir los espacios. Haremos una distribución de los espacios necesarios para situar las vistas. Esta fase es muy importante ya que de no tener claro que vistas son las elegidas corremos el riesgo de que unos de los perfiles se nos salga de la lámina. Hay que comprobar si es necesario utilizar alguna sección o vista abatida, de la que hablaremos más adelante.

1.4.4.      Ejecución final

Una vez que tenemos claro que vistas son las necesarias, tendremos que empezar a dibujar, siguiendo el siguiente orden:

a)      Situando en primer lugar todos los ejes de simetría en todas las vistas.

b)      Situar seguidamente todos los círculos, si existen.

c)      Situar las aristas de contorno, vistas y no vistas.

d)      Realizaremos todos los enlaces entre líneas y arcos de circunferencia.

e)      Trazaremos las líneas de cota.

1.4.5.      Acotado

Tomaremos las medidas en la pieza con los útiles apropiados ( calibre, micrómetro etc.), y estas se van anotando sobre las líneas de cota trazadas anteriormente.

1.4.6.      Reglas

Por último se completa con los signos de mecanizado..

1.5. Vistas auxiliares

Si no se observa las vista en ninguna de las seis direcciones definidas con anterioridad o si posición no está de acuerdo con lo definido en el punto 6.2, será preciso definir otra dirección de observación, tal y como se indica en las figuras 19 y 20.

Como puede observarse en la figura 20, si realizamos una proyección ortogonal, perfil izquierdo, este quedaría deformado, ya que el agujero se vería como un elipse. Por lo tanto habría que mirar la pieza desde un plano perpendicular a la cara en cuestión, vista por A.

En general estas vistas se dibujan cuando las piezas tienen plano oblicuos a los de proyección.


Ir al Inicio

Comentarios Facebook:

You must be logged in to post a comment.