Cortes y Secciones



Rotulación Y FormatosCroquizaciónAcotaciónSistemas de AcotaciónConicidad
Cortes y SeccionesRoscasElementos de UniónSignos SuperficialesPlanos de Conjunto

9. CORTES Y SECCIONES

Como ya ha sido comentado a lo largo de esta monografía, el dibujo técnico ha de ser entendido, y ser capaz de obtener una única interpretación del mismo, por ello cuando un dibujo o conjunto es muy complejo o contiene elementos que con sus vistas normales nos generarán cierta confusión, por el elevado número de aristas ocultas recurrimos a un artificio que consiste en mostrar un detalle del interior de la pieza . El mecanismos consiste en producir una separación imaginaria de material, que nos permite ver el interior de la pieza.Figura 80

El objeto que tiene esta operación es hacer visibles aquellas partes interiores de la pieza, retirando el material que se encuentra delante de la misma y que nos impide ver y acotar las partes ocultas de elemento en cuestión.

La figura 80, nos permite ver en perspectiva isométrica la pieza completa, así como el plano de corte.

En la figura 81, podemos apreciar como quedaría una vez separadas las dos partes en la que queda dividida.

La pieza en el sistema diédrico quedaría como se indica en la figura 82.
Es conveniente establecer la diferencia entre corte y sección. En los cortes se dibujan todas las aristas y contornos que tiene la pieza, una vez que eliminamos la parte anterior del plano del corte. Fig. 82B. Sin embargo en las secciones solo se dibuja la superficie de intersección, es decir la que cortamos. Fig. 82A.

Como podemos observar las líneas ocultas correspondientes al alzado han sido eliminadas, consiguiendo por tanto un plano mucho más limpio y claro, siguiendo el principal criterio del dibujo industrial que debe ser la claridad y facilidad de la interpretación.

Con los cortes, por tanto, mejoramos la representación de las piezas y evitamos un gran número de aristas ocultas, permitiendo, como hemos dicho su acotación.

La Noma UNE 1-032-82, equivalente a la ISO 128, recoge las reglas que deben de seguirse para la representación de características de los cortes y las roturas.

El plano de corte se indica por una línea de trazo y punto de un grosor de 0,35 mm. Y grueso en ambos extremos de 0,7 mm. El plano de corte se nombrará por letras identificativas, especialmente las primeras del abecedario, y el sentido de visualización por flechas. Junto al corte deben de situarse las letras identificativas.

Como podemos observar las líneas ocultas correspondientes al alzado han sido eliminadas, consiguiendo por tanto un plano mucho más limpio y claro.

9.1. Generalidades sobre el rayado.

El rayado se utiliza para resaltar las secciones de los cortes. La línea utilizada será continua fina y formará con los ejes o líneas principales del contorno de la sección un  de 45º.

Esta no debe de coincidir con ninguna de las aristas del dibujo. La separación en las líneas debe de ser proporcional al tamaño de la zona rayada ( de 1 a 3 mm).( Figura 83).

Las diferentes Secciones de corte de una misma pieza se rayarán de manera idéntica.

El rayado en planos de conjunto o de piezas diferentes yuxtapuestas cada pieza debe de llevar su propio rayado, estos los distinguimos por la distancia existente entre sus líneas o por la inclinación de su rayado. En un plano de conjunto distintas piezas pueden tener el mismo rayado siempre y cuando no estén contiguas (Figura 84 y 85). El intervalo entre las líneas del rayado se escoge en función del tamaño de la superficie a rayar. Se recomienda un espaciamiento mínimo de 0,7 mm.

Para superficies grandes, el rayado puede reducirse a una zona rayada que siga el interior del contorno de la superficie cortada. ( Figura 85).

El rayado se interrumpe en las acotaciones o en las inscripciones, cuando no es posible colocar fuera de la parte rayada. (Figura 86).

9.2. Elementos que no se seccionan ni se cortan.

Aquellos elementos cuya longitud es sensiblemente mayor que el reto de los elementos, al ser seccionados por esta dirección, no se rayan, salvo que exista algún elemento, como chavetero, rosca, o que tenga algo en su interior. En la Fig. 86 A hemos realizado una sección transversal para ver los taladros interiores.

En el caso de la figura 86 B, para poder definir la profundidad del taladro interior, hemos realizado una rotura y hemos aprovechado esta vista para ver la profundidad del chavetero.
Los que tienen como función unir o fijar partes de un conjunto, tales como tornillos, arandelas, remaches, etc. Fig. 86C.

Los  ejes y arboles únicamente se seccionarán en sentido transversal. Fig. 86A.

Aquellos elementos que tienen como función evitar el giro, tales como chavetas, lengüetas, cuñas, pasadores etc. Fig. 86 B y 86J.

Tampoco se seccionan los nervios,  elementos cuya principal función es reforzar la resistencia de la pieza, aunque el plano de la sección lo corte. Fig. 86D.

Los radios de las poleas tampoco se seccionan, aunque el plano de corte pase por las mismas. Fig, 86 E. Únicamente en determinados casos por la complejidad de una pieza podría estar justificado la sección. Fig. 86I.

Los rodamientos son utilizados para permitir el giro entre dos piezas y soportar cargas radiales, axiales o ambas.

Los rodamientos son utilizados para permitir el giro entre dos piezas y soportar cargas radiales, axiales o ambas.

Los elementos de que constan tales como, bolas, cilindros, conos etc. no se seccionan. Los anillos interiores y exteriores si se cortan. Figura 86F.

En los engranajes los dientes no se seccionan aunque el plano de corte pase por ellos. El diámetro primitivo se representará por línea de trazo y punto y el diámetro exterior e interior por una línea continua. En la Figura 86G se representa un engranaje cilíndrico recto.

En la figura 86H, se representa un engranaje cónico. En donde el cono primitivo se representa por una línea de trazo y  punto y el cono exterior y

de fondo por línea continua.

9.3. Secciones de espesor reducido.

Las secciones de espesor reducido, como placas, perfiles etc. no se rayan. pueden ennegrecerse por completo, ( figura 87);

Entre varias secciones contiguas ennegrecidas se dejan aristas en blanco ( figura 88). Se recomienda un espacio mínimo de 0,7 mm.

9.4. Generalidades y tipos de cortes

Las reglas generales relativas a la disposición de las vistas, vistas en el apartado 7, se aplicarán igualmente a la disposición de los cortes. Por tanto una sección o corte nunca debe desplazar a una vista en su posición normalizada

Si es necesario, se indican los planos de corte por su traza dibujada en línea fina de trazos y puntos reforzada en los extremos, y se señalarán con letras mayúsculas, preferentemente las primeras del abecedario, indicando el sentido de observación mediante flechas dirigidas hacia la traza del plano de corte.

De acuerdo con la geometría de la pieza los cortes pueden clasificarse en los siguientes grupos:

a) Corte total por un solo plano.
b) Corte por planos paralelos
c) Corte pos tres planos sucesivos
d) Corte total con giro
e) Corte a 90º o semicorte.
f) Corte parcial o rotura
g) Corte por plano auxiliar.
h) Corte con detalle.

9.4.1. Corte total por un solo plano
Si el corte coincide con el eje de simetría se realizará de la forma indicada en la figura 89.Si el plano no coincide con el eje de simetría de la pieza, su representación será como el corte A, de la figura 90.

Si no disponemos de espacio suficiente para colocar el corte de la forma indicada con anterioridad, podemos adoptar la forma indicada en la figura 90, corte B.

En aquellas piezas que sea preciso efectuar varios cortes, independientes entre si, se procederá con cada uno de ellos como en los casos anteriores. Figura 91

9.4.2. Corte por planos paralelos
Se utiliza para aquellas piezas cuyos elementos se encuentran situados en planos de simetría paralelos. El corte puede adoptar un recorrido quebrado, de tal forma que este recorrido se realice pasando por todos aquellos elementos cuya tipología sea preciso resaltar.

En la vista de planta, el plano de corte se representará por un trazo de línea y punto fino, resaltando con trazo más grueso, los extremos y los cambios de plano. figura 92 y 93. El corte se representa como si fuera un solo plano, trasladando los plano hasta hacerlos coincidir.

9.4.3. Corte por planos sucesivos
Si los cortes quebrados no están realizados siguiendo planos paralelos, sino, oblicuos seguiremos el procedimiento empleado en la figura 96.

9.4.4. Corte total con giro.
Se pueden dar tres casos:
a) Por planos concurrentes.
b) Por planos a 90º
c) Por planos sucesivos.

a) Por planos concurrentes
Cuando el corte se realiza por dos planos concurrentes , uno de ellos es girado antes del abatimiento sobre el plano del dibujo. Figura 94.

b) Por planos a 90º
En piezas cuyos elementos se encuentra formando ángulos de 90º grados, procederemos como se indica en la figura 95.

En planta indicamos las trazas de los pla

nos de corte por líneas de trazo y punto, reforzados estos en los extremos y sonde el plano cambia de dirección, la indicación del sentido de observación se realiza mediante unas flechas. En planta unos de los planos gira alrededor del otro hasta quedar en su prolongación. Como consecuencia del cambio del plano la longitud del alzado no coincide con la de la planta.
Cuando los elementos que nos interesa ver no se encuentran en los casos anteriores, formando estos un ángulos distintos de 90º, se procederá como se indica en la figura 96.

9.4.5. Corte a 90º o semicorte.

En piezas simétricas, especialmente en piezas de revolución, puede interesar dar un corte parcial a 90º, con ello eliminamos únicamente un cuarto de la pieza de tal forma que en el alzado veremos la mitad de la zona interna y la otra mitad su forma externa. (Figura 97 y 98).

Como puede observarse en la figura, parte incorrecta, este sistema tiene la ventaja del ahorro de tiempo en la representación de las partes ocultas. Por tanto será incorrecta su representación.
No se indicará el camino seguido por el corte, como en los casos anteriores.
No se representará la línea gruesa de separación entre las mitades cortadas. En la figura 97, pueden apreciarse los tres errores cometidos.

9.4.6. Corte parcial
Si no conviene efectuar un corte total o semicorte, puede realizarse un corte parcial. Este corte se limita por una línea continua fina irregularmente ( a mano alzada). Esta línea no deberá coincidir con una arista de la pieza.

(Figura 99 y 100). Un corte parcial suele emplearse como recurso para representar una parte limitada de la pieza. Pueden utilizarse en solitario o como complementos de otros tipo.

9.4.7. Corte por plano auxiliar
Es similar al corte total por un solo plano, con la diferencia de que el plano de corte no es paralelo al de proyección. Se trata tal y como nos referimos en el punto 7.4, de una vista auxiliar a la que le incorporamos un corte. ( Figura 101).

9.5. Secciones

En las secciones representamos únicamente la parte de contacto entre la pieza y el plano de corte.
Atendiendo Las secciones las podemos clasificar en dos grupos:
a) Secciones abatidas sin desplazamiento.
b) Secciones abatidas con desplazamiento.
c) Secciones sucesivas.

9.5.1. Secciones abatidas sin desplazamiento.
Este método consiste en representar la sección en el mismo lugar de la pieza donde la realizamos. El contorno se dibujará con línea fina llena. Al igual que en los cortes, la superficie obtenida se rayará el convencionalismo utilizado anteriormente. (Figura 102).

Como puede observarse en dicha figura, la sección no oculta ninguna línea del dibujo.
El plano de corte es perpendicular a las aristas de la pieza, y esta se abate sobre si mismo, por tanto puede ocurrir en el supuesto de que la pieza tenga lados no perpendiculares que dicha sección no coincida con las aristas. Figura 102, detalle A.

9.5.2. Sección abatida con desplazamiento.

Si al abatir la sección sobre la misma figura, genera algún conflicto de interpretación, esta se puede desplazar, desplazando la misma fuera de la vista de la pieza. En ella se indica el plano que la produce por los convencionalismos vistos anteriormente. En este caso el contorno, al contrario que en el caso anterior se dibujará por trazo continua gruesa. (Figura 103).

9.5.3. Secciones sucesivas
Cuando una pieza por su configuración hay que realizar varias secciones se adoptarán las disposiciones de las figuras, 104 y 105.

9.6. Penetraciones
En elementos circulares especialmente en enlaces de tuberías, la línea ficticia de intersección de dos elementos unidos por un chaflán o por un redondeado se representará por una línea continua fina que no llegue a los extremos de ambos elementos. (Figura 106).

9.7. Partes situadas delante del plano de corte.

Si se precisa la representación de las partes que se encuentran situadas delante del plano de corte, se dibujan en línea fina de trazos. ( figura 107).

9.8. Vistas parciales de piezas simétricas.
Aquellas piezas que sean simétricas, podemos reprensarlas de forma fraccionada, por una parte de su vista completa o, un cuarto de la misma. figura 108 o por la mitad de la misma figura 109. En estos casos, el eje de simetría se marca, en cada no de sus extremos, por dos pequeños trazos paralelos, perpendiculares al eje.

9.9. Vistas interrumpidas

En aquellas piezas de gran longitud y que en sus partes centrales no tienen detalles, pueden representarse únicamente aquellas partes que sea preciso para definirlas, produciendo en la misma una rotura. Al acotar la pieza la longitud a consignar sería igual a la totalidad de la misma. (Figura 110).
La rotura en piezas de revolución macizas cilindros o conos, se representan tal y como se indica en la figura 110, si se trata de un cilindro o figura 11 si es un cono.

El rayado se realizará mediante línea fina continua, siguiendo las normas indicadas en los puntos anteriores. Como puede observarse la superficie que se raya se coloca a cada lado del eje.

Las piezas de revolución huecas, se mantiene todo lo indicado para las macizas, reflejando la sección la parte hueca de la misma. (Figura 113)
Ir al Inicio

Comentarios Facebook:

You must be logged in to post a comment.